DSQ

martes, mayo 11, 2010

Bajo el microcopio: Fajas reductoras

| No comment
Las fajas térmicas para adelgazar son artilugios que se pueden encontrar en diversos modelos y marcas, prometen reducir dos o mas centímetros en 50 minutos ¡sin esfuerzo! y ¡quemando grasa!

Pero estos cinturones milagrosos baja-barrigas NO ayudan a disminuir la grasa acumulada en el cuerpo, no, no lo hacen; funcionan incrementando la temperatura de la zona sobre la que se aplican y por tanto favoreciendo la sudoración.






Al sudar de manera localizada se elimina gran parte de los líquidos, agua y minerales, del tejido subcutáneo; es decir, provocan deshidratación. Por supuesto eso se nota como pérdida de peso y de medidas, pero es algo temporal, realmente muy efímero, porque cuando ingieras algo de líquido tu organismo repondrá el que ha perdido mientras te sometías a esta tortura.

No importa que el anuncio de la teletienda diga que es ideal para aquellas zonas que más lo necesitan, abdomen, cintura, caderas, glúteos… y que además, dejará tu piel suave y lisa.

Tampoco lo hace efectivo la afirmación de que podrás eliminar esos centímetros de más mientras realizas tus tareas diarias obteniendo fantásticos resultados desde la primera sesión.

No funciona para quemar grasa, repito: lo único que hace este aparato es provocar sudor a quien lo usa; esos centímetros que se pierdan con él, se recuperarán con un par de vasos de agua.


El resto de bondades del cinturón-faja para adelgazar son solo añadidos para hacer el infomercial mas atractivo. Pequeños ganchos para atraer tu interés, es apenas lógico que este cacharro se adapta a todas las medidas y que traiga control de temperatura, así como su correspondiente manual de instrucciones.
Tags : , ,
Publicar un comentario